Clinica Doctor Rojo

Hablamos del origen de las enfermedades y el envejecimiento en Cope Castellón

El pasado 13 de marzo estuvimos en Cope Castellón, hablando con Raúl Puchol sobre el origen de las enfermedades y del envejecimiento. Hoy queremos compartiros las claves de la entrevista y es que nuestro cuerpo está compuesto de trillones de células, que se organizan formando tejidos, órganos y sistemas para desempeñar las funciones necesarias para vivir.

Para poder realizar estas funciones, nuestro organismo necesita energía, que fabricamos a partir de materia prima que le proporcionamos al comer y respirar. Este proceso de origina productos de desecho, que en cantidades normales son procesados sin problema. Sin embargo, el acumulo excesivo de desechos que nuestro organismo no tiene capacidad de eliminar es lo que produce los mecanismos que nos llevan a enfermar y acelera nuestro envejecimiento.

Este proceso no sucede de la noche a la mañana, sino que es una consecuencia de los años en los que nuestro cuerpo se ve sometido a agresiones diarias.

Resulta casi imposible controlar las fuentes externas que promueven el exceso de radicales libres en nuestro organismo:

la contaminación ambiental del aire; los fertilizantes y pesticidas de los cultivos agrícolas; los químicos como antibióticos y hormonas presentes en las carnes de animales y los huevos de las aves para mejorar su producción; la ropa que vestimos, con fibras sintéticas derivadas del petróleo y otros químicos, y colorantes ; el consumo excesivo de alimentos ultraprocesados; los productos de belleza como tintes de pelo, polvos y bases de maquillaje con contenido en metales…

Las sustancias químicas a las que estamos expuestos pueden alterar nuestro sistema hormonal y causar numerosos problemas de salud de efectos irreversibles porque imitan o alteran el efecto de las hormonas, lo que puede enviar mensajes confusos al organismo ocasionando diversas disfunciones.

 

¿Qué ejemplo podemos poner?

 

Podemos poner como ejemplo el colesterol malo (LDL). Lo llamamos «malo» pero realmente no lo es, su función es atravesar las membranas de las arterias para aportar los nutrientes necesarios al cuerpo pero a consecuencia de los radicales libres de los que hemos hablado antes, se oxida y al oxidarse ya no puede cumplir su función, por lo que al no poder atravesar la membrana crea una inflamación.

Esto va a generar que con el paso del tiempo se creen enfermedades derivadas como arterioesclerosis, trombosis, isquemia cerebral, infartos… patologías que su inicio está bastante tiempo atrás.

La Medicina tradicional se ocupa  de la enfermedad una vez han aparecido los síntomas. La Medicina Predictiva y Personalizada trata de ir más allá y de evitar que se establezcan las circunstancias que favorezcan esos procesos degenerativos que nos hacen enfermar.

 

 

¿Con qué herramientas contamos en la Medicina Predictiva y Personalizada?

 

 

La primera es la eliminación de todos aquello hábitos tóxicos que van a sobrepasar nuestros mecanismos de eliminación: evitar el tabaco, el alcohol y las drogas. Y adoptar unos hábitos alimentarios apropiados.

Ponemos al alcance de nuestros pacientes la secuenciación de su genoma completo, lo que nos proporciona un mapa preciso de cómo funcionan sus células y de las posibilidades que tiene de desarrollar alguna patología determinada, lo que nos permite elaborar pautas para contrarrestar dicha predisposición. Para ello, contamos con la colaboración de Veritas Genetic, empresa líder mundial en la secuenciación de Genoma y exoma, fundada por uno de los pioneros del Proyecto Genoma Humano. Realizamos el mismo estudio que se realiza en la prestigiosa Clínica Mayo de Estados Unidos, con la colaboración de científicos de la Universidad de Harvard.

Disponer de una buena microbiota intestinal no sólo va a influir en lo que se refiere al proceso de digestión de lo que ingerimos, sino que va a afectar también a nuestro sistema inmunitario ya que las alergias, alteraciones en la piel o mucosas va a depender de su buen funcionamiento.

¿Conocías la Medicina Predictiva?

¡La medicina antienvejecimiento también en las ondas!

El pasado 04 de febrero, el doctor José Luis Rojo estuvo en representación de la Clínica Doctor Rojo en el programa «Protagonistes» de Radio Vila-real hablando sobre la medicina antienvejecimiento, sobre los tratamiento que la componen, el proceso de envejecimiento y también sobre los diferentes aspectos que le conciernen.  Aquí podéis leer el resumen de la entrevista.

Hoy os queremos contar en este artículo las claves de un nuevo programa, en el que volvimos a participar el pasado lunes 18 de febrero profundizando en la medicina antienvejecimiento. ¡Allá vamos!

¿De dónde vienen las enfermedades y qué relación tienen con el envejecimiento?

Vamos a profundizar en las enfermedades que se producen a lo largo del tiempo como artrosis, enfermedades degenerativas, problemas circulatorios, infartos… y hay que intentar prevenirlas.

 

No se envejece de la noche a la mañana. Todo es un proceso que puede durar años incluso.

 

En este proceso hay que tener en cuenta dos tipos de agentes: los internos, que son los que nuestro propio cuerpo genera y tarda en desechar y  los agentes externos, como por ejemplo el aire.

  • Nosotros tenemos quizás suerte porque vivimos al lado del mar y el aire es más fresco pero por ejemplo en ciudades como Madrid, el aire está mucho más contaminado.
  • También en la tierra encontramos agentes contaminantes y tóxicos como son los productos químicos que utilizamos como fertilizantes, abonos… que las plantas absorben durante su crecimiento y que nosotros introducimos en nuestro cuerpo al consumirlas.
  • Otro agente externo que nos afecta directamente es la alimentación. Comemos muchos alimentos procesados: llevan muchos colorantes, conservantes, grasas saturadas…
  • La ropa que vestimos en ocasiones es ropa sintética que lleva muchos colorantes y los productos de belleza como las bases de maquillaje, los tintes para el pelo… que están llenos de metales pesados.

Todos estos elementos tanto internos como externos van a producir una inflamación crónica que va a empezar a generar enfermedades.

¿Cómo podemos detectar esta inflamación?

Podemos poner como ejemplo el colesterol malo (LDL). Lo llamamos «malo» pero realmente no lo es, su función es atravesar las membranas de las arterias para aportar los nutrientes necesarios al cuerpo pero a consecuencia de los radicales libres de los que hemos hablado antes, se oxida y al oxidarse ya no puede cumplir su función, por lo que al no poder atravesar la membrana crea una inflamación.

Esto va a generar que con el paso del tiempo se creen enfermedades derivadas como arterioesclerosis, trombosis, isquemia cerebral, infartos… patologías que su inicio está bastante tiempo atrás.

¿Qué hacemos en Clínica Doctor Rojo?

En la actualidad los tratamientos se establecen en función de una enfermedad ya establecida. En Clínica Doctor Rojo buscamos una medicina preventiva, buscamos las causas que provocan esta enfermedad y si actuamos sobre el origen, vamos a evitar que la enfermedad se produzca.

Nosotros vamos a dar varios consejos que ya mencionamos en el anterior programa:

– Evitar el tabaco, el alcohol, alimentos con grasas saturadas y complejas, evitar abusar de carnes rojas y sobre todo, controlar la obesidad.

Nosotros tratamos la obesidad como una enfermedad crónica y no solo como algo estético sino como algo que influye en la salud.

 

Es muy importante un pequeño porcentaje de grasa en el cuerpo para su correcto funcionamiento. No solo es una fuente de energía sino que también tiene una función hormonal.

 

Cualquiera de nuestros pacientes puede beneficiarse de la biomedicina.

¿Qué es la Farmacogenética?

También se le suele llamar medicación a la carta y consiste en ajustar el medicamento a las características genéticas de cada paciente porque no todos reaccionamos igual ante las medicinas.

Podemos diferenciar tres tipos de paciente según la depuración del hígado de ese medicamento: normoreactivo, hiperreactivo o hiporeactivo y en función de su tipología se personaliza totalmente.

Puedes ver y escuchar la entrevista completa aquí:

Hablamos de medicina antienvejecimiento en las ondas

Clínica Doctor Rojo ya estuvimos hablando de Medicina Estética y Antienvejecimiento como colaboradores en el programa «Protagonistes» de Radio Vila-real. Ahora tenemos el placer de estrenar un programa radiofónico propio en Radio Vila-real.

A través de este espacio vamos a dar mayor visibilidad a la Medicina Antienvejecimiento profundizando en cada programa sobre los diferentes aspectos que conciernen al envejecimiento y también a su prevención.

En este artículo os dejamos un resumen con las claves del primer programa, emitido el 04 de febrero para que lo tengáis siempre a mano. ¡Empezamos!

MEDICINA ANTIENVEJECIMIENTO [PROGRAMA DEL 04 DE FEBRERO DE 2019]

A partir de los 28 años empieza el envejecimiento biológico, nuestra células empiezan a envejecer a esa edad y a partir de los 35 años aparecen las manifestaciones del envejecimiento en el cuerpo. Siendo ésta, la edad ideal para empezar con tratamientos preventivos.

Se tiende a pensar en el envejecimiento como algo que ocurre en el exterior pero no es así, nosotros intentamos explicar a nuestros pacientes que también es un proceso que ocurre en el interior: envejece nuestro corazón, nuestros pulmones… Por este motivo nosotros buscamos la causa interna del envejecimiento.

Envejecer no significa enfermar. La enfermedad no va asociada al envejecimiento porque se pueden evitar todas las enfermedades que se asocian a este proceso.

El envejecimiento es un proceso crónico por lo que su tratamiento no va a durar una vez durante seis meses y se puede dejar sino que el tratamiento es ver cómo está la persona, hacer un tratamiento de choque para mejorar las circunstancias y por último un mantenimientos que necesita hacerse durante toda la vida.

CONGRESO LONGEVITY WORLD FORUM 2018 Y LA MEDICINA DE LAS 4 Ps

Seguimos las directrices de este congreso: Predictiva, Preventiva, Personalizada y Participativa

Primero hacemos unas pruebas clínicas y pruebas genéticas. Son muy importantes para determinar la edad biológica de una persona, es decir, para conocer el nivel de envejecimiento de sus células. Lo ideal es que la edad biológica sea mejor que la edad cronológica de la persona.

También realizamos el test de secuenciación del genoma, logrando saber la predisposición del paciente a ciertas enfermedades (que pueden manifestarse o no) y poder así prevenir que se lleguen a manifestar. Hacemos además un análisis genético de heces para saber el estado del intestino, órgano muy importante del cuerpo.

Realizamos paneles genéticos de rendimiento deportivo, de obesidad, de metabolismo, de incompatibilidad de fármacos…

Muchas veces sin darnos cuentas tomamos suplementos y/o medicamentos que inactivan al otro.

 

El antienvejecimiento es a nivel preventivo pero hay desconocimiento de la PREVENCIÓN en la sociedad y muchos de nuestros pacientes ya presentan síntomas de alguna enfermedad cuando visitan nuestra clínica.

En estos casos realizamos los estudios anteriormente mencionados y procedemos a pautar un tratamiento personalizado mediante dos pasos de las 4 ERRES de la MEDICINA ANTIENVEJECIMIENTO: REMOVER y REVITALIZAR.

La primera erre consiste en retirar y eliminar todos aquellos contaminantes, desechos orgánicos, radicales libres, metales pesados y calcio que se acumula en las arterias y nos pueden producir enfermedades cardiovasculares. Esto sería una primera fase básica: retirar todo lo que nos resulta perjudicial.

Con la segunda erre, se reponen con oligoelementos los metales ligeros y todos aquellos factores necesarios y que en las reacciones químicas de nuestro cuerpo tenemos en poca cantidad o en cantidad insuficiente.

 

Una buena nutrición y un buen ejercicio físico actúan como un medicamento antienvejecimiento.

Si tomamos estas medidas podemos conseguir alcanzar límites de supervivencia largos y sin enfermedad. Por ejemplo mediante la ozonoterapia podemos hacer que los tratamientos que se dan para tratar el cáncer hagan más efecto y palia efectos secundarios de la radioterapia y/o quimioterapia.

En Clínica Doctor Rojo utilizamos todos los recursos aplicables y los tratamientos más novedosos para frenar y prevenir el avance del envejecimiento.

 

Puedes escuchar el programa completo aquí.

Longevity World Forum 2018 y la medicina de las 4 Ps

Los pasados días siete y ocho de noviembre se celebró en el Palacio de Congresos de Valencia la primera edición del Longevity World Forum, el primer congreso científico europeo en torno a la longevidad humana, en el que se debatió el envejecimiento desde una perspectiva integradora.

Medina de Precisión y Genómica han sido el eje principal de este foro mundial, de la mano de relevantes figuras de la comunidad científica internacional, como el biogerontólogo Aubrey de Grey, y las españolas María Blasco y Ángela Nieto.

Nacido con vocación de constituirse en un referente internacional para el intercambio de conocimiento científico, más de 20 ponentes han compartido los últimos avances científicos y tecnológicos en el campo de la Epigenética, la Biotecnología, y la Farmacogenética, y sus aplicaciones en Medicina Personalizada; para dar paso a dinámicos debates entre los más de 400 participantes presenciales. Y para los que no han podido asistir, una modalidad de intervención en “streaming”, facilitada por el hecho de que todas las intervenciones, tanto de ponentes como de participantes, fueron exclusivamente en inglés, el idioma universal de la comunidad científica.

«Medicina de las 4 Ps»

La Medicina del futuro ya es presente, con la “Medicina de las 4 Ps”: Predictiva, Preventiva, Personalizada y Participativa. Para ello contamos con herramientas que nos permiten avanzar hacia una vida más larga y libre de enfermedades. Con el potencial de la integración de datos, como instrumento de gestión de una Medicina Predictiva; la secuenciación del genoma individual, que nos permite desarrollar una Medicina Preventiva, a través de la información genética y de biomarcadores, y Personalizada, con tratamientos adaptados a la farmacogenética específica del paciente. Y, sobre todo, una Medicina Participativa, y proactiva en vez de reactiva, que se anticipe a la enfermedad, adoptando las medidas adecuadas, con el paciente como actor principal.

María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, nos ilustró sobre la dirección que lleva la investigación de determinadas patologías asociadas a la edad, a través del estudio de la telomerasa y las diferentes variables que existen asociadas a los telómeros, la edad y el cáncer.

Ángela Nieto, directora de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias de Alicante UMH-CSIC y premio ASEICA Cancer Research Award 2018 a la mejor trayectoria investigadora, demostró que existen “prometedoras dianas terapéuticas” en cuanto a la degeneración de los órganos, que se pueden traducir en una mayor y mejor esperanza de vida. Todo ello a través de la paradójica relación entre el desarrollo embrionario y el envejecimiento.

Los catedráticos de Fisiología de la Universitat de València, José Viña y Federico Pallardó desgranaron cómo el envejecimiento es un proceso fisiológico que puede retrasarse gracias a mecanismos epigenéticos, y el papel de la nutrición y el ejercicio físico como “medicamentos”, que se deben prescribir para influir en los procesos de envejecimiento.

 

El Dr. José Luis Rojo con María Blasco y José Viña.
El Dr.José Luis Rojo con María Blasco y José Viña.

Aubrey de Grey, autor de la obra “La teoría del envejecimiento de los radicales libres mitocondriales”, y fundador de la organización SENS Research Foundation, defendió que el envejecimiento se podrá combatir como un problema médico en un futuro próximo, desde su trabajo en el desarrollo de la “senescencia negligible ingenierizada”. “El envejecimiento no será como una infección a eliminar del cuerpo humano, pero sí como otras enfermedades que se deben a la acumulación de daño. Y a través de la reparación de los siete tipos de daños identificados a tejidos, causados por el envejecimiento, el cuerpo rejuvenecerá y su esperanza de vida será indefinida.”

Dos días de intenso trabajo, materializados en las conclusiones que expuso Manuel Pérez Alonso, Catedrático de Genética de la Universidad de Valencia, en el acto de clausura:

Nuestra población es cada vez más longeva, por lo que es el momento de considerar qué factores influyen en la esperanza de vida y la calidad de vida.

Comprender estos mecanismos, nos ayuda a:

  1. Conocer cómo envejecemos.
  2. Desarrollar biomarcadores para establecer el modo en que lo estamos haciendo.
  3. Desarrollar herramientas potenciales para retrasar el envejecimiento o tratar las enfermedades relacionadas con la edad.

Hemos aprendido como nuestro estilo de vida, en términos de dieta, nutrición y ejercicio pueden influir en nuestra salud y calidad de vida, así como su rol en la prevención o/y para retrasar las enfermedades asociadas a la edad. Sabemos que la receta para llevar una vida y una vejez con mucha mejor salud incluye:

  1. Conocer y ser responsable de la dieta propia
  2. Hacer ejercicio físico adaptado a la situación personal
  3. Mantener activas las interacciones sociales”.

Para nosotros ha sido un placer poder trabajar junto a tan ilustres científicos para poner a vuestra disposición todo ese conocimiento desde nuestro Departamento de Biomedicina, la Medicina 4 P en Clínica Doctor Rojo.

¿Cómo afecta el cambio de horario a nuestra salud?

¿Es beneficioso el cambio de hora para nuestro organismo?

Clínica Doctor Rojo somos miembros de la Sociedad Española del Sueño y el cambio de horario es un tema que nos preocupa de sobre manera por todas las consecuencias que acarrea sobre nuestro cuerpo.

 

Dormir las horas necesarias de forma adecuada y mantener un ciclo de sueño-vigilia regular es uno de los pilares fundamentales para estar saludables porque nuestro cuerpo aprovecha esas horas de sueño para regenerarse.

Dormir de forma insuficiente y tener un sueño de mala calidad favorece la aparición de enfermedades bastantes frecuentes y graves como el cáncer, el Alzheimer, la hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes, los infartos, el ictus, la depresión y la ansiedad,  generando un altísimo impacto social y económico.

¿Cómo funciona el control del sueño?

Tal y como la Sociedad Española del Sueño afirma, el control del sueño corre a cargo de un reloj interno situado en el cerebro. Este reloj interno depende de los factores externos como la temperatura y la luz,  teniendo esta última, una grandísima importancia en su regulación para instaurar un ciclo de sueño-vigilia ordenado y estable.

¿Cómo afecta la exposición solar a nuestro descanso?

Cuándo amanece y cuándo anoche tiene un papel trascendental, la oscuridad de la mañana y la luminosidad de la noche retrasan el reloj interno produciendo su desajuste. Este desajuste o desincronización horario propicia a las personas a acostarse más tarde por la noche y a despertarse más tarde por la mañana, lo que provoca que se duerma menos tiempo los días laborables y se duerma más los festivos, favoreciendo así el bajo rendimiento laboral y escolar de forma crónica. Este hecho, puede generar con mayor facilidad enfermedades asociadas a la falta de sueño y a la mala calidad del mismo.

¿Qué implica el cambio de horario?

Aunque el cambio de horario se deba a una hora, altera el tiempo que estamos expuestos al sol durante el día, desequilibrando el reloj interno, lo que conlleva a que tarde varios días es producir su reajuste.

El cambio de horario implica un periodo de adaptación, por este motivo se eligió hacerlo en la madrugada del sábado al domingo. Sin embargo, es frecuente que los primeros días tras el cambio horario, algunas personas se encuentren irritables, con falta de concentración, que bajen su rendimiento laboral o escolar e incluso, que padezcan de insomnio.

Por todos estos motivos es conveniente no hacer cambios y promover una mayor exposición a la luz natural mientras dure la jornada laboral o escolar. Esta situación la vivimos durante el horario de invierno, mientras que en el horario de verano sucede lo contrario.

Por tanto, ¿mejor el horario de invierno o de verano?

La Universidad de Murcia muestra con sus recientes estudios  que el horario de invierno (GMT+1) en España, permite mayor sincronización entre la salida del sol y el inicio de la jornada laboral y escolar, mejorando la exposición solar durante esta franja. Además, propicia tener más horas de sueño y hace coincidir el amanecer con el despertar, haciéndolo más natural.

El horario de verano (GMT+2) durante los meses de invierno, provocaría una falta de luz matinal y un exceso de luz nocturna, lo que desajustaría el reloj interno y provocaría, como hemos mencionado anteriormente, un bajo rendimiento y propiciaría padecer algunas enfermedades. Este horario supondría para algunas ciudades de nuestro país, que en invierno no amaneciese antes de las 9:30 horas y en verano anocheciese cerca de las 22:00 horas.

La Sociedad Español del Sueño, con base en todo lo mencionado, aconseja que en España lo más conveniente para la salud es que exista un horario estable y sin cambios durante el año, estableciendo como horario permanente el horario de invierno.

Mediante esta acción, se conseguiría una mayor exposición a la luz solar entre las 8:00 de la mañana y las 17:00 de la tarde, que nos acompañaría durante nuestra jornada habitual. Esta postura está avalada por estudios científicos que demuestran que el horario de invierno promueve un ritmo biológico más regular, mejorando el rendimiento intelectual, disminuyendo la aparición de enfermedades cardiovasculares así como la obesidad, el insomnio y la depresión.  Siendo además mucho más beneficioso para toda la población española, en especial para los grupos más sensibles a los cambios de horario como los niños y las personas de edad avanzada.

¿Qué es el envejecimiento?

El envejecimiento es un proceso biológico normal que les sucede a todos los seres vivos. Se manifiesta genéticamente a partir de los 28 años y visiblemente, de forma externa a partir de los 30-35 años.

Existen dos tipos de envejecimiento:

Existe un envejecimiento genético, que es universal e inevitable: el envejecimiento intrínseco. Se debe al paso del tiempo, y contribuye tan sólo en un 15% al envejecimiento total. El envejecimiento intrínseco está determinado tanto por el “reloj biológico” (el acortamiento de los telómeros y la disminución de la función hormonal), como por las consecuencias del metabolismo normal (los radicales libres, y la glucosilación no-enzimática de las proteínas). La  longevidad se hereda por vía materna, puesto que el  gen responsable del acortamiento de los telómeros se hereda a través del cromosoma X.

El 85% de nuestro envejecimiento, sin embargo, es extrínseco: procede de factores externos, como la exposición crónica a la radiación ultravioleta, radiaciones ionizantes y a factores ambientales; hábitos tóxicos, como el consumo de alcohol y el tabaquismo; y el estrés y la obesidad, entre otros.

El ser humano se halla entre los más longevos de la naturaleza. Cada vez vivimos más. La proporción de personas mayores crece en todo el mundo a mayor velocidad que cualquier otro grupo de edad, produciéndose un envejecimiento acelerado de la población y un aumento en la esperanza de vida. En España, tercer país del mundo con mayor esperanza de vida, llegamos a vivir 81 años de media.

Este aumento de la longevidad implica un replanteamiento de conceptos y propuestas por parte de la sociedad: entender esta etapa de la vida como un ciclo más de crecimiento personal, añadiendo «vida a los años y no solamente años a la vida».

¿Cómo mejorar la calidad de vida durante el envejecimiento?

La Medicina Antienvejecimiento es la rama de la Medicina que pretende mejorar la calidad de vida durante el proceso fisiológico del envejecimiento, considerando todos sus aspectos, incluidos los puramente cosméticos del envejecimiento cutáneo.

No es una Medicina para ancianos, sino que pretende prevenir la aparición de las mal llamadas “enfermedades de la vejez” y retrasar el deterioro orgánico y mental de la persona.

Cuanto antes se corrijan los hábitos perjudiciales y se subsanen de forma efectiva las deficiencias detectadas, mayor será la prevención del envejecimiento y las enfermedades asociadas a la edad.

La edad ideal para empezar a adoptar medidas de prevención del envejecimiento se sitúa entre los 35-40 años.

Los tratamientos de Medicina Antienvejecimiento y Medicina Regenerativa, mediante el uso de determinadas pruebas y parámetros específicos (como el estudio genético de los telómeros), establecen la edad biológica (edad en relación con el grado de envejecimiento) de un individuo y la confrontan con la edad cronológica (edad estipulada por la fecha de nacimiento), para determinar si el envejecimiento es fisiológico o, por el contrario, se sufre un envejecimiento patológico.

¿Qué beneficios se obtienen tras los tratamientos?

Tras el estudio, se aplica un tratamiento personalizado, diseñado específicamente para cada persona en concreto.

En pacientes sanos, logramos evitar la aparición de numerosas enfermedades asociadas a la edad y mejorar el estado de salud en general. Y al enlentecer el proceso de envejecimiento, las manifestaciones externas tardan más en aparecer, con lo que los tratamientos estéticos son más efectivos y duraderos, y necesarios con menor frecuencia. Es lo que llamamos “la salud al servicio de la belleza”.

En pacientes que ya presentan algún tipo de patología, el estudio de los déficits que ocasiona la propia enfermedad y la medicación que lleva asociada, nos permite establecer medias terapéuticas complementarias, a través de una dieta adecuada y suplementos específicos,  que disminuyan los efectos secundarios y mejoren su calidad de vida.

En 2012, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el envejecimiento activo como “el proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”. Actualmente, la ciencia va más allá y ya se habla de un “envejecimiento positivo”, en el que el individuo, en vez de empeorar, mejora sus condiciones, de la mano de la Medicina Regenerativa y Antienvejecimiento.