Clinica Doctor Rojo

MESOTERAPIA (INTRADERMOTERAPIA) CORPORAL

Habitualmente conocida como mesoterapia, la intradermoterapia es la técnica de administración de medicamentos, a dosis muy pequeñas, por vía intradérmica (de ahí su nombre, puesto que consiste en el depósito de principios activos directamente en el interior de la piel, a nivel de la dermis).

Se administra de forma manual, o mediante el uso de “pistolas” automáticas o semiautomáticas, en función de las características de la zona a inyectar.

Cualquier productos apto para ser infiltrados, siempre deberá ser estéril, apirógeno y portador del marcado “CE”, con su correspondiente registro en la Agencia Española del Medicamento.

Es, posiblemente, el procedimiento más conocido de la Medicina Estética Corporal. Son numerosos los pacientes que nos demandan este tratamiento para reducir volúmenes. Pero, no es ésta su única indicación.

La introdermoterapia (mesoterapia) corporal se emplea para:

–    Reducir la grasa localizada

–    Favorecer el drenaje y disminuir el volumen de líquidos retenidos.

–    Mejorar la circulación sanguínea.

–    Corregir el tono y la flacidez.

–    En el tratamiento de la alopecia

Todo ello, mediante diversos cócteles de principios activos y productos, que se adaptan a las características específicas del paciente y sus necesidades:

  • Activos lipolíticos, para “disolver” la grasa. La L-carnitina y la cafeína sigue, presentes en la mayoría de preparados, por favorecer el metabolismo de los ácidos grasos. Fosfatidilcolina y deoxicolato, una combinación muy efectiva, han sido objeto de controversia como resultado de políticas comerciales de las farmacéuticas y hoy en día, se espera que vuelvan al mercado médico de nuevo. También existen péptidos biomiméticos especialmente formulados para eliminar pequeños depósitos de grasa.
  • Activos drenantes y detoxificantes, para los tratamientos de trastornos leves de la circulación y de la “celulitis”, como alcachofa, fucus vesiculosus y otras algas marinas, meliloto, cola de caballo, castaño de indias, rutina, y otros activadores de la microcirculación.
  • Activos reestructurantes y reafirmantes, que aporten elasticidad y firmeza como la centella asiática, el silicio orgánico, y el dimetilaminoetanol (DMAE), generalmente combinados con ácido hialurónico no reticulado.
  • Anestésicos como la procaína, que resulta útil para minimizar el dolor, y, además, favorecer la mejor difusión del producto.

Y, en definitiva, todo lo que contribuya al mejor estado del tejido cutáneo: péptidos biomiméticos, cócteles de vitaminas, ácidos nucleicos, oligoelementos…

MESOTERAPIA (INTRADERMOTERAPIA) CAPILAR

Es uno de los procedimientos que ofrece mejores resultados en los tratamientos anticaída, tanto para disminuir la pérdida de cabello como para mejorar la calidad de los cabellos debilitados.

Como tratamiento preventivo, proporciona hidratación, nutrición y revitalización y puede aplicarse en cualquier momento y a cualquier edad. El resultado es siempre un cabello más saludable, con más cuerpo y brillo, y una reducción en la pérdida del pelo que conserve su raíz.

Sin embargo, en algunos tipos de alopecia avanzada, en las que ya no existe folículo, la mejoría no va a ser evidente.

El procedimiento es el mismo que en la mesoterapia facial y corporal, pero siempre siguiendo la dirección de crecimiento de la raíz de los folículos.

Se pueden emplear los mismos principios revitalizantes de la mesoterapia facial, pero en todo buen combinado de mesoterapia capilar, nunca nos faltará la vitamina B7 (biotina), el ácido pantoténico (B5) y péptidos biomiméticos específicos estimulantes de los folículos.

La mesoterapia con plasma rico en plaquetas (PRP), solo o en combinación con otros activos es, sin duda, indispensable, como parte de los procedimientos anticaída.

Cuando las condiciones son las oportunas, está indicado también el empleo de fórmulas y fármacos anticaída especialmente diseñados a tal fin, como los liposomados de dutasteride y finasteride.